Artículo anterior
Siguiente artículo
El cambio normativo del 2000 y su impacto en Latinoamérica.

El cambio normativo del 2000 y su impacto en Latinoamérica.

22/7/2022

-

7 min

Nota: El siguiente artículo es un extracto del Podcast “Compliance, liderazgo e innovación” de Compliance sin Fronteras

¿Qué grandes cambios y tendencias has visto suceder en materia de cumplimiento normativo, compliance o integridad, como se dice en Argentina, y también en temas de transparencia; en el transcurso de tus años de experiencia en comercio electrónico?

Nosotros empezamos como emprendedores, con la idea de vender la compañía ya desde el día cero. Entonces siempre tratamos de hacer todo de tal manera que la compañía que nos quisiera comprar, no tuviera ninguna duda sobre la transparencia y la integridad de los líderes o de la organización en sí. Llegamos a ser auditados rotativamente por las big four, ante la duda, nos auditaban. Una frase que teníamos interna, era la siguiente: “ahora tenemos nuestro target, es venderle a una corporación norteamericana de status”. Cuando teníamos una duda, la respuesta siempre era: ¿qué haría una corporación norteamericana en esta situación?

Y eso nos llevó a construir un equipo, un set de procesos, un negocio orientado al cliente súper digerible para una corporación norteamericana. Al principio, trabajamos desde el corazón, quisimos hacerlo transparente y con integridad. ¿Difícil, no? En Argentina es mucho. Ahora estoy convencido de que todo lo que tenga que ver con compliance e integridad es como la eterna lucha entre el bien y el mal, y también entre el corto y el largo plazo. Ser íntegro vale la pena en el largo plazo, en el corto plazo duele. ¡Qué difícil es no ganar ese cliente al que podríamos haber sobornado para ganarlo!, o tener que pagar esa multa porque nos equivocamos en algo, cuando podríamos haber sobornado a la gente para no pagarla. Son miles de cosas que podríamos haber hecho para nuestro bienestar de corto plazo, pero que hubieran dañado nuestro nuestro largo plazo.

Realmente fuimos tan íntegros como pensamos. Y en el camino ocurrió algo interesante, el caso Enron y Arthur Andersen y todo eso salió a la luz.. Y de repente todas las corporaciones norteamericanas se hicieron mucho más exigentes con la integridad de sus partners, clientes y proveedores. Como sea, se hicieron mucho más eficientes. Entonces, en ese momento también tuvimos que aprender mucho sobre Sarbanes Oxley, Sox y FCPA; porque de alguna manera hubo un cimbronazo muy fuerte en la historia, desde mi punto de vista como emprendedor. Veníamos diciendo: “tenemos que ser íntegros” y de repente teníamos que ser mucho más íntegros de lo que éramos. En el 2004 entonces pasamos a ese nivel.

Fue atroz, porque había que hacerlo prácticamente en secreto, para cuidar a la gente de la compañía, porque si había un problema, no podíamos jugar con las emociones de la gente: “nos venden, nos compran, no nos compran, ¿que va a pasar?”. Entonces fue realmente un desafío en Argentina y en Brasil. 

Yo tuve que decidir si me quedaba o no en la compañía y elegí quedarme. Hice esta carrera corporativa y empecé a recibir  e-mails diciendo: tienes diez minutos para hacer esta capacitación de 30 minutos sobre FCPA o sobre Compliance, o lo que sea. Yo me ponía en el lugar de mi equipo y decía: la pucha, van a odiar todo esto porque no eran cursos hechos en una plataforma, y tampoco era la plataforma el problema, el problema era que no estaban pensados para el género humano que estaba del otro lado, estaban muy orientados a cumplir la ley yanqui. 

No sé cómo sería en España, pero en Argentina era algo absurdo. Tuvimos que lidiar con eso, tuvimos que traducir las normas, darle contexto, explicar un mensaje que para mí es súper importante: “si vos sos parte de una corporación que tiene mucho capital, tenés muchas posibilidades de hacer cosas”. Y parte del precio de tener esas posibilidades es cumplir con esas normas, no solamente con la FCPA. Todo el mundo se auto considera ético de una manera, pero también se refuerza con el curso sobre FCPA o el curso Compliance, o participar de esa charla, o entender las políticas. Y es parte del precio de todas las posibilidades que te da la corporación. Entonces dijimos que íbamos a hacerlo, ¡pero en algunos momentos fue un choque tremendo!

Descarga nuestra app

Artículos relacionados

Compliance no llega, sino que nace de ti

Compliance no llega, sino que nace de ti

Compliance llega a mí desde la universidad, porque yo estudié en una universidad con un perfil muy norteamericano. En la universidad yo...

13.4.2022
-
Leer artículo
Compliance y Blockchain, mucho más que criptomonedas y smart contracts

Compliance y Blockchain, mucho más que criptomonedas y smart contracts

Lo que más ha empoderado el tema Blockchain ha sido el sector financiero, los bancos y han surgido Startups y algunas comunidades entusia...

27.4.2022
-
Leer artículo
Liderazgo innovador es rebeldía inteligente

Liderazgo innovador es rebeldía inteligente

La clave básicamente del liderazgo actual es la disruptiva, la rebeldía. Me gustaría hacer referencia a una interesante review que hizo...

26.9.2022
-
Leer artículo

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter

No me interesa