Artículo anterior
Siguiente artículo
Due Diligence: ¿Qué es y para qué sirve?

Due Diligence: ¿Qué es y para qué sirve?

15/11/2022

-

7 min

Conocer en detalle la situación financiera de una compañía es esencial, sobre todo cuando se van a producir movimientos estratégicos, como adquisiciones o fusiones, entre otros. Por eso, en este artículo queremos hablaros de due diligence, qué es este concepto y porqué es importante para las empresas.

¿Qué es due diligence y para qué sirve?

Due Diligence o “Debida Diligencia”, son los procedimientos aplicados para evitar riesgos de terceras partes, todo ello en sentido amplio. 

En este sentido, la Norma ISO 37001, define el Due Diligence como: “el proceso para evaluar con mayor detalle la naturaleza y el alcance del riesgo de soborno, y para ayudar a las organizaciones a tomar decisiones en relación con transacciones, proyectos, actividades, socios de negocios y personal específico”. 

Sin embargo, en la práctica empresarial habitual, el vocablo Due Diligence se aplica en los procesos M&A (fusiones y adquisiciones), es decir, antes, durante y después de llevar a cabo adquisiciones, transformaciones, fusiones, escisiones de empresas, y otras denominaciones similares.

¿Qué aporta a las empresas?

El Due Diligence ayuda a los socios de negocios potenciales a evitar sorpresas desagradables cuando se invierte en negocios a largo plazo, como pueden ser: balances falsos, pasivos laborales no declarados, activos inexistentes, contratos con vicios ocultos, demandas judiciales de terceros no declaradas, evasión fiscal, entre otros.

José Ignacio Lobaiza, en el libro “Auditoría Jurídica y de Compliance”, expresa al respecto que "la auditoría legal de Due Diligence, verifica antecedentes y activos de una sociedad mercantil, aplicando un procedimiento que abarca el análisis de los aspectos administrativos, financieros, contables y legales; el análisis de los documentos corporativos, contratos y procesos judiciales; con la finalidad de permitir al adquirente conocer con antelación qué es lo que adquiere y cuánto vale realmente, permitiendo detectar preventivamente riesgos fiscales, financieros y laborales, entre otros".

¿Quién realiza el due diligence?

Es posible verificar, por tanto, que el Due Diligence es un tipo de procedimiento de Compliance, el cual abarca a múltiples actores, desde Abogados, Contadores, Auditores y hasta Ingenieros, por ejemplo, en el caso del Due Diligence ambiental.

Tipos de Due Diligence

Se pueden identificar varios tipos de Due Diligence principales, que se deben realizar en todo procedimiento M&A, por ejemplo: legal, financiero, fiscal y laboral. En cada uno de ellos se deben aplicar procedimientos específicos, por ejemplo:

Due diligence legal

El Due Diligence legal abarca, por ejemplo; el procedimiento de análisis de documentación corporativa, (como los contratos sociales, los contratos con clientes y proveedores), y los procedimientos administrativos y judiciales en curso, entre otros.  

Due diligence laboral

El Due Diligence laboral, puede centrarse fundamentalmente en el análisis de los contratos de trabajo, la documentación de legajos de los empleados, los casos de accidentes de trabajo, los juicios laborales, el análisis del organigrama, la rotación de empleados, los costes salariales, entre otros.

Due diligence financiero y fiscal

El Due Diligence financiero y fiscal, es realizado por especialistas que analizan libros contables, estados contables y financieros, proyecciones de ingresos y egresos, planes de negocios, planificación fiscal, intimaciones por parte de organismos de recaudación, juicios de ejecución fiscal, entre otros.

¿Cómo hacer una due diligence?

El procedimiento de Due Diligence completo, es un proceso de larga duración, que consta de tres etapas: precontractual, contractual y post contractual. 

Si bien la mayoría de los estudios jurídico-contables ofrecen el servicio en la etapa precontractual y contractual, también es fundamental dar seguimiento a aquellos procesos administrativos y judiciales que se iniciaron antes del procedimiento M&A. 

En el sentido expresado, Azahara Cots, en Compliance Sin Fronteras, comenta que: “los procedimientos de Due Diligence dentro de las compañías, se han convertido en un factor de prevención vital para un correcto funcionamiento de los negocios, la detección de situaciones de riesgo, siempre que estén basados en una evaluación y monitorización periódica. Asimismo, dicha revisión exhaustiva en los procesos de fusiones y adquisiciones es especialmente relevante, que ya no solo se centran en áreas propiamente mercantiles, sino de adquisición de riesgos penales, al haberse convertido la responsabilidad penal en una cuestión que se “hereda” una vez llevada a cabo la transacción principal”.

¿Cuánto dura el proceso de due diligence?

En cuanto a su duración, el procedimiento de Due Diligence puede abarcar desde tres meses, en el caso de pequeñas inversiones en PYMES, hasta años, cuando se trata de grandes corporaciones que involucran diversas líneas de negocios y operaciones en múltiples jurisdicciones.

Compliance Due Diligence

Por último, es interesante abordar el Compliance Due Diligence, un tipo de Due Diligence planteado por Rodolfo Papa en Compliance Sin Fronteras, que “se enfoca en la detección de delitos que hubieran sido cometidos en nombre, interés o beneficio de la compañía target (por si o bien, a través de terceros interpuestos), con anterioridad a la fecha en que la operación se hubiera celebrado, como también de irregularidades o vulnerabilidades de Compliance que podrían ser ignoradas (de manera negligente o deliberadamente) por dicha entidad, como por ejemplo, no contar con un programa de integridad adecuado y efectivo, o en contraposición, ser simplemente una herramienta de cosmética”.

Rodolfo Papa, también comenta que: “una labor de Compliance Due Diligence o debida diligencia anticorrupción, que fuera encarada como parte del devenir de la celebración de una operación de M&A, debería a los fines de reunir estándares de razonabilidad y eficiencia, ser instrumentada tanto en forma previa como posterior al cierre de la transacción, a los fines de detectar cualquier incumplimiento de compliance (delitos o vulnerabilidades que conduzcan a su comisión, según el caso), que hubieran sido realizados en su nombre o beneficio, tanto en forma directa como a través de terceros interpuestos”.

Si quieres conocer nuestro software para la gestión de riesgos de terceros, agenda una DEMO con alguno de nuestros expertos, según el país en el que estés en el siguiente enlace riskallay.com/demo

Descarga nuestra app

Artículos relacionados

El cambio normativo del 2000 y su impacto en Latinoamérica.

El cambio normativo del 2000 y su impacto en Latinoamérica.

Nosotros empezamos como emprendedores, con la idea de vender la compañía ya desde el día cero. Entonces siempre tratamos de hacer todo...

15.11.2022
-
Leer artículo
 Las Third Party y la “rusofobia”

Las Third Party y la “rusofobia”

La reputación, los coletazos de toda esta guerra, los vamos a ir viendo con el tiempo. Hoy hay que analizarlo muy rápido: la venta de accion

15.11.2022
-
Leer artículo
14 alertas en tiempos de guerra

14 alertas en tiempos de guerra

Aunque no lo creas, la guerra entre Ucrania y Rusia afecta al mapa de riesgos de tu empresa. Descubre las 14 alertas en tiempos de guerra...

15.11.2022
-
Leer artículo

Suscríbete

Únete a nuestra newsletter

No me interesa